Nunca, no.

¡No nacimos de mujeres!
Nacimos de contaminación,
de los orificios de bala,
de las bombas detonadas,
de las explosiones bélicas,
de los disparos de tanques,
de los rugidos de ametralladoras,
de las violaciones que cometieron los batallones.

Nacimos de máquinas feroces.

Anuncios

Un pensamiento en “Nunca, no.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s